Canaguá

 

Canaguá

En Canaguá convergen todos los caminos de los Pueblos del Sur, epicentro de comercio y lugar de encrucijada entre las estribaciones montañosas andinas y las dilatadas planicies llaneras. Es un pueblo eminentemente agrícola, su actividad productiva estuvo siempre complementada con la operación de ingenios agrícolas: trilladoras de café; molinos de trigo movidos por la fuerza del agua; trapiches de caña de azúcar movidos por tracción animal; telares manuales; hornos de barro alimentados con leña para quemar teja; moledora de piedras para fabricar cal. Su música de cuerdas es renombrada. Cerca de Canaguá está La Coromoto, donde hornos de barro y cultivos de café siguen mostrando la armonía de estas aldeas que hacen vida en este plácido mundo de los Pueblos del Sur.

  • Altitud:1560 m.s.n.m
  • Temperatura promedio: 18º C
  • Festividades: Virgen del Carmen (16 de julio)
  • Principal actividad económica: Producción de café, ganadería de doble propósito y agricultura

En Canaguá convergen todos los caminos de los Pueblos del Sur, ya que la pequeña ciudad funciona como encrucijada entre las estribaciones montañosas andinas y las dilatadas planicies llaneras. Canaguá, capital de municipio Arzobispo Chacón, entre los Pueblos del Sur, es el de mayor población y el que cuenta con mucho más servicios públicos. Su estructura urbanística reproduce la forma de damero de ocupación española, con calles horizontales y verticales que se desprenden de la plaza central. Las viejas casonas blancas de grandes balcones, en cuyos tejados se escondían las golondrinas, ya casi no quedan en pie y han dado paso a construcciones con un estilo arquitectónico ambiguo e improvisado, que ha restado belleza al centro poblado haciéndole perder su fisonomía de pueblo andino. Frente a la plaza principal destaca la hermosa iglesia, que muchos llaman “la Catedral de los Pueblos del Sur”.

En Canaguá finalizan las estribaciones montañosas merideñas asociadas a la Sierra Nevada y se inicia el piedemonte que anuncia el comienzo del alto llano barinés, quizás por eso se respira un aire distinto de otros pueblos andinos, la gente se relaciona con un trato más abierto, cónsono con un poblado híbrido donde se han fundido dos naturalezas y culturas contrastantes.

Canaguá es un pueblo eminentemente agrícola, la actividad productiva estuvo siempre complementada con la operación de ingenios agrícolas: rollos para trillar café; molinos de trigo movidos por la fuerza del agua; trapiches de caña de azúcar movidos por tracción animal; telares manuales; hornos de barro alimentados con leña para quemar teja; moledora de piedras para fabricar cal. Los granos de trigo y de arveja se trillaban en las eras o redondeles empleando mulas, se aventaban y se molían luego en los molinos de Isidro Noguera o de Victorino Zambrano, por lo cual cobraban un pago o maquila. Muchas de estas prácticas se han perdido: ya no hay eras, ni caneyes, ni molinos, ni trapiches, ni rollos para trillar café movidos por bueyes. Ni tampoco se siembra tabaco ni se hace chimó para venderlo localmente o comercializarlo en Tovar, donde gozaba de gran reputación. (Cartay, 2006)

Lugares para visitar en La Coromoto (Canaguá):

Para ver rutas turísticas ir a Mapa de La Coromoto

¿Dónde dormir y comer?

¿Cómo llegar?
  • Transporte turístico: La cooperativa Mucusur ofrece transporte turístico personalizado. Llamar al 0416-8749822.
  • En vehículo particular: Desde Mérida tomar la troncal 8 vía Tovar o El Vigia, desviarse hacia el Sur desde Estanquez. Luego de 2 horas y media se llega a El Molino, 1 hora después se llega a Canaguá.
  • Transporte público: Desde el terminal de Mérida la Línea Arzobispo Chacón sale hasta Canaguá en los horarios de 9:00 am, 12:00 m, 2:30 y 4:00 pm, con retorno a las 5:00 am, 1:00 y 4:00 pm (Teléfono: 0275-8681181).